El homosexualismo es un humanismo[1]

Advertencia: Este artículo no trata de leyes, sino del sentido humano y de una posición estética que sabotea la aceptación de los homosexuales en la sociedad.

El Creador incompetente

Sabemos que hay una fuerte oposición contra el proyecto de ley de la Unión Civil. Algunos creen que es sólo una pugna política, con ánimo de aprovechamiento y otros, que es una cuestión de dogmas cristianos y de derechos humanos. Me sitúo entre los segundos, que creen que la religión infunde el odio contra los homosexuales por medio de sus creencias, difundiendo que ser LGBT (lesbianas, gais, bisexuales y transexuales) es una abominación de la naturaleza, o sea que no puede venir de Dios y que por ende, es malo, incentivando negligentemente que los homosexuales no pueden reclamar un derecho como cualquier otro ciudadano. Los argumentos dogmáticos no sólo provienen de la iglesia, sino del ambiente político, como las declaraciones del congresista Fujimorista Julio Rosas sobre la familia que “es una institución natural establecida por el Creador” clausurando su párrafo con un rotundo “Se quiera o no aceptar; se crea o no se crea.” Ese maltratado discurso basado en los preceptos religiosos que dicen “Dios creó sólo al hombre y la mujer” se puede contraponer con la que dice “Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza”; ya sabemos que pasó después, pasaron los siglos y estamos aquí discutiendo su incompetencia en el trabajo en darles más amor y menos prejuicios a sus creaciones. Sigue leyendo

Lima-Cartagena, Cartagena-Lima: Comparaciones irreversibles

Cartagena de Indias, desde el convento de la virgen de la Candelaria

Cartagena de Indias, desde el convento de la virgen de la Candelaria

Advertencia: Este no es un artículo turístico, es un artículo social.

Short, sandalias y Bividí

El calor es abrumador en Cartagena de Indias, parece que uno estuviera en un sauna con traje de astronauta y además adobado con un cubrecama de pura lana. A pesar de estar en short, sandalias y bividí parece que los poros de la piel se hubieran encaprichado facinerosamente contra nosotros. Se puede ver a la gente andar con ropa muy ligera; las mujeres con minifaldas, polos a tiras y grandes sombreros de paja; los hombres, con short estilo pescador, con las camisas abiertas, o en muchos casos con el dorso descubierto, ambos tienen por ley llevar lentes para sol. Sigue leyendo

Autobiografía

Por: José Arén Aclos

“Yo Nací un día que Dios estuvo enfermo, grave” *. César Vallejo y yo parecemos alumbrados por el mismo vientre, cortados por las mismas tijeras hostiles que nos alejaron de nuestra madre y nos expulsaron desnudos a un mundo de infortunios. No es una comparativa de obra, jamás podría atreverme a profanar esa leyenda que vive en sus textos, ¡es imposible!,  inaudito,  es una negación universal, absoluta, porque sólo soy  un desconocido, que conoce también la soledad y se hermana con tantos otros en la tierra que cargan con el mismo peso. Sigue leyendo