La paz es cuestión de muerte

Descarga: https://es.scribd.com/doc/251836959/La-paz-es-cuestion-de-muerte

El avión de aerolíneas Mal… fue alcanzado al promediar las tres de la tarde por un misil en una zona en conflicto. Los 298 pasajeros que abordaron el avión no tenían manera de imaginar que el cielo azul que surcaban con toda normalidad se convertiría en el infierno rojo de sangre y fuego que acabaría con sus vidas. Servicio de inteligencia de los países en conflicto hicieron un alto al fuego para tratar de averiguar quiénes eran los que estaban tras lo sucedido con el vuelo y tomar represalias sobre el asunto; ambos países querían deslindarse del problema y mantener su imagen internacional. Desde la casa blanca se hizo el llamado a ambos estados para que no tocaran nada de la escena y obligaran a los vecinos a dar sus declaraciones. La ONU también se puso en acción ni bien se supo la noticia. Todo el mundo quedó dolido por este accidente, nadie creyó poder justificar esta catástrofe natural, natural porque proviene del ser humano, aunque a estas alturas ya no sepamos bien, qué es ser humano. Los primeros diarios internacionales tuvieron acceso a poca información, sin confirmar, como por ejemplo que el ataque habría sido ejecutado por un grupo terrorista, o que, la intención de estos terroristas no era derribar este avión sino el vuelo donde viaja el presidente de la nación enemiga con la que están en guerra, guerra que nadie sabía a ciencia cierta cómo era que había comenzado o por qué. El grupo terrorista acusado de la masacre reaccionó de inmediato enviando un comunicado a las cadenas de prensa internacional desligándose de cualquier responsabilidad con el agravio; lo cierto es que el mundo estaba conmocionado y la carrera por encontrar responsables había comenzado. Sigue leyendo