El mundo en mi país

El año pasado realicé un viaje breve por vacaciones a Cartagena de Indias, Colombia. Días antes del periplo estuve conversando con una amiga que no veía hace mucho tiempo. Ella me comentaba que, por lo menos, cada medio año procuraba viajar a algún punto del interior del país; lo que me pareció genial y emocionante. Le sobre mis planes de visitar Colombia y tomar el sol totalmente relajado a pierna suelta en la playa, me reprendió como una madre a un hijo irresponsable “Deberías primero conocer el interior de tu país, antes de viajar a otros”. Por supuesto que después de este párrafo introductorio prosiguió con un largo argumento reprochándome sobre lo poco que me intereso por “conocer” mi país. Sigue leyendo

Anuncios

Carta a la sombra

Yadir G

Había una vez un grupo de cuatro hombres, entre ellos una mujer, que peregrinaban por el mundo juntos como hermanos sin ser de la misma sangre.

Caminaban largos tramos, algunas veces tropezando, sucios, con harapos; otras alegres, con vestimentas envidiables y celebrando triunfos en el corazón. Sigue leyendo

Secretaria, pilar de toda fundación

Lima, 26 de Abril de 19xx

Humilde homenaje  Señoras a vuestra dedicada, sensible y carismática profesión.

Sin ustedes ¡ay, que sería de nosotros! Nacidos  hombres, nacidos con el  desorden natural del mundo. Sin ustedes, queridas damas, nos equivocaríamos de rutas y negocios, de nombres y números, de decir hola o adiós; simplemente, nos faltaría la memoria. Sigue leyendo

A diario, ignoro

Breve descripción de una percepción diaria sobre un medio de transporte donde nos miramos y nos ignoramos.

En esta cajita de metal de 2×2 sólo caben seis, pero esto pocos lo saben o a pocos le interesa. En este cuadrado tan reducido lleno de extraños, es difícil conseguir sociabilizar. La educación no hace acto de presencia ni por cortesía, no hay saludo, ni buenos días, ni buenas tardes, ni nada de buenas… o al menos asentamiento de cabezas, no hay nada, únicamente  la división de los espacios a ocupar. Sigue leyendo

Carta al Sr. Parásito

Abril 2012

Con el debido respeto que Usted se merece, voy a responderle por todos los ataques que no fue capaz de propinar de frente, cara a cara, por lo que me he enterado por terceros que Usted esta hablando no sólo de mi persona, sino del sueño que estamos construyendo un grupo de hermanos, no se equivoque Caballerito. Sigue leyendo