Un dolor para Swann

No es la portada de la edición que tengo.

Yadir G.
Mi biblioteca personal

Libro: Un amor de Swann (1913)
Autor: Marcel Proust
País: Francia
Páginas: 289
Editorial: Editorial Planeta (2003)

El desconcierto de un hombre por no conocer la vida de su amor, lo tiene en un frenesí de pensamientos agobiantes que lo laceran en la incertidumbre de la soledad.

Advertencia: A los que no les gusta que les cuenten el final de las novelas no lean esto. Me he centrado en contar la historia de los personajes principales, a los secundarios no los menciono. Si bien es cierto he contado parte de la historia, pero quise matizarlo con algunas de mis conjeturas, por lo que cualquier puede dar más opiniones.

Historia del amor de Swann

Odette es una mujer sin cultura, fácil de influenciar e impresionar, lleva una vida secreta por la mañana y por la noche es la amada de Charles Swann, hombre de la alta sociedad con una vasta cultura que frecuenta los grandes salones de la burguesía parisense, es amigo apreciable de Condes, Duques, Princesas y más figuras notables. Swann es la antípoda de Odette, sin embargo se enamoró de ella hasta los huesos, tanto que quedará irreconocible comparado al Swann del inicio de la novela. Charles Swann cae irremediablemente en el juego de la persecución por celos, da seguimiento a Odette para tratar de averiguar que es lo que hace ésta con su vida diurna, ya que ellos sólo se frecuentan por la noche, Swan ha perdido toda compostura a pesar de lo mucho que trató de no acerca Odette a su vida, finalmente el colofón de la historia es que Swann se entera por la misma Odette que es prostituta (sin necesidad de mencionar la palabra) y que ha estado con muchas personas en la ciudad.

Swann al principio no gustaba de Odette, era ella quién lo perseguía y le manifestaba a boca de jarro que quería tenerlo en su vida. La premisa de Swann era hacer de Odette una mujer culta que pudiera lidiar con los círculos que él frecuentaba. Swann no sentía atracción de ningún tipo por Odette, pero poco a poco va a cayendo hipnotizado gracias a la supuesta inocencia que Odette destila.

Página por página, la novela explorando la incertidumbre de un enamoramiento casual. Mientras que Swann no descubre en que momento se enamoró y sufre de amor durante largos años,  Odette sigue su vida secreta que al final será revelada.

Atrapado en la inseguridad, perdido el control de la situación, acongojado por los celos, enamorado hasta el tuétano y desesperado por entender los arcanos de la  vida de Odette, Swann esta confundido y desorientado de como encaminar su amor por una mujer que de pronto perdió el interés por él, formular que le sirve para ocultar mucho más tiempo su verdad.

Swann se acomodará a cualquier condición con respecto a la vida secreta de Odette con tal de estar cerca de ella, aunque esto suponga nunca preguntarle que haga por las mañanas. Aquí se refleja la condición más baja del amor: la anulación del autoestima; es como arder en el infierno y tratar de mantener una sonrisa a pesar del dolor.

Explorando el amor

El miedo de perder el amor cala profundo en el ser, tanto que es posible olvidarnos de nuestro orgullo y dignidad con tal de conservarlo intacto para nosotros. Esto sería plausible si este desprendimiento fuera de parte de los dos, lo cual no se da en esta oportunidad. Lamentablemente la arista desde donde se ve este amor es unitaria, sólo uno de ellos se esfuerza por atesorar y cuidar este bello sentimiento, mientras que el otro no es capaz de corresponderlo con una acción similar. Para encontrar respuestas y constatar que realmente no es correspondido ese amor, sólo es necesario comprender que desde el momento del pacto voluntario al que esta sujeto Swann para no perder a Odette, es decir, esa aprobación sobre no preguntar sobre la vida privada de ella, el amor pierde su acepción en absoluto, ya que el amor es comprendido como un sentimiento de entrega total (cuerpo y alma) que tiene el único deseo de fundir dos almas en una, y para ello es indispensable la sinceridad, virtud que esta ausente en esta historia.

Placebo

La personalidad de Swann queda atrofiada en este tormentoso amor, duda en cada momento sobre romper ese pacto voluntario que suscribió para quedarse con Odette, aunque en algunas ocasiones conforme va pasando los años y Odette se aleja en viajes largos, Swann sienta fuerzas para olvidarla y hasta sentir alivio de tenerla lejos, no será duradera esa fortaleza porque cada vez que Odette necesite de él en su cama éste cederá.

Se manifiestan en esa manera de “amar”, que  tal vez ese sentimiento que lo ata a Odette podría ser sólo la rutina; si Swann queda aliviado cuando ella se va de la ciudad, es porque sabe que puede superarlo siempre y cuando ella no este cerca, mas él mismo se dice que no se moverá de Paris, será siempre ella la que se vaya. Aunque Swann tome esto como un placebo para contrarrestar el dolor, siempre estará dispuesto escupirlo para sufrir nuevamente. De alguna manera Swann mantiene la esperanza de que toda la historia de un giro y que pueda ser un final feliz.

Una novela intensa la que escribió Proust, y como leí en alguna parte, en algún momento de la historia podrás identificarte con Swann. No cabe duda que todos tenemos un poco de Swann cuando nos entregamos sin ataduras al amor, aunque veces esto también implique sufrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s